008

Hay que admitirlo: ir a ver el Canal de Panamá es aburridísimo. El Canal es un anti-monumento, una maravilla de la ingeniería donde no hay nada que mirar y mucho menos que fotografiar. La visita más emocionante consiste en meditar mientras un carguero entra flemáticamente a una esclusa antes de subir o bajar aún más lentamente; es ver la pintura secarse. En el peor de los casos el Canal es una zanja vacía. La solución. Un muro de pantallas JumboTron para entretener al visitante de día y de noche con telenovelas, noticias locales y propaganda turística. Pero lo más importante es mostrar el Canal en funcionamiento, con un montaje de barcos de todos los tipos entrando y saliendo y subiendo y bajando bajo cielos azules y un sol tropical; sólo en cámara rápida, naturalmente.

Anuncios

Acerca de disenoentremares

Concurso de diseño para una nueva imagen del Canal de Panamá
Esta entrada fue publicada en Propuestas Entregadas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s